Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Pelvic Pain

¿Qué es el dolor en la zona de la pelvis?

El dolor en la zona de la pelvis es un problema común en las mujeres. Su naturaleza e intensidad puede variar, y la causa con frecuencia no es clara. En algunos casos, no hay ninguna enfermedad evidente. El dolor en la zona de la pelvis se puede categorizar como agudo, lo que significa que el dolor es repentino y severo, o crónico, lo que significa que el dolor viene y va o es constante y dura por un período de meses o más. El dolor en la zona de la pelvis que dura más de seis meses y no muestra mejoras con tratamiento se conoce como dolor crónico de la zona de la pelvis. El dolor en la zona de la pelvis puede originarse en los órganos genitales y otros órganos de la zona de la pelvis, o puede ser psicológico. Esto puede hacer que el dolor se sienta peor o, de hecho, causar una sensación de dolor cuando no existe un problema físico.

¿Cuáles son las causas del dolor en la zona de la pelvis?

El dolor en la zona de la pelvis puede tener múltiples causas, entre ellas:

  • Inflamación o irritación directa de los nervios debido a una lesión, fibrosis, presión o inflamación intraperitoneal
  • Contracciones o calambres de los músculos lisos y esqueléticos
  • Algunas de las fuentes más comunes del dolor agudo en la zona de la pelvis, o del dolor que se produce muy repentinamente, pueden incluir:
    • Embarazo ectópico (un embarazo que se produce fuera del útero)
    • Enfermedad pélvica inflamatoria (también llamada PID, una infección de los órganos reproductivos)
    • Quiste ovárico retorcido o roto
    • Aborto espontáneo o amenaza de aborto espontáneo
    • Infecciones del tracto urinario
    • Apendicitis
    • Ruptura de las trompas de Falopio

Algunas de las afecciones que pueden producir dolor crónico en la zona de la pelvis incluyen:

  • Cólicos menstruales
  • Endometriosis
  • Fibroides uterinos (crecimientos anormales en la pared uterina o dentro de ella)
  • Tejido cicatricial entre los órganos internos de la cavidad pélvica
  • Pólipos endometriales
  • Cáncer del tracto reproductivo

Otras causas pueden estar relacionadas con problemas de los sistemas digestivo, urinario o nervioso

¿Cuáles son los síntomas del dolor en la zona de la pelvis?

Los siguientes son ejemplos de diferentes clases de dolor en la zona de la pelvis que las mujeres describen con más frecuencia y su causa u origen posible. Siempre hable con su proveedor de atención médica para tener un diagnóstico.

Tipo de dolor

Causa posible

  • Dolor localizado
  • Puede deberse a una inflamación
  • Calambres
  • Pueden deberse a un espasmo de un órgano suave, como el intestino, el uréter o el apéndice
  • Aparición repentina de dolor
  • Puede deberse a una deficiencia temporaria del suministro de sangre debido a una obstrucción en la circulación de la sangre
  • Dolor que se desarrolla lentamente
  • Puede deberse a una inflamación del apéndice o a una obstrucción intestinal
  • Dolor en todo el abdomen
  • Puede sugerir una acumulación de sangre, pus o contenido intestinal
  • Dolor agravado por el movimiento o durante el examen físico
  • Puede deberse a una irritación en el recubrimiento de la cavidad abdominal

 

¿Cómo se diagnostica el dolor de la zona de la pelvis?

Se realizarán análisis para diagnosticar la causa de dolor en la zona de la pelvis. Además, el proveedor de atención médica puede hacerla preguntas respecto del dolor, como por ejemplo:

  • ¿Cuándo y dónde se produce el dolor?
  • ¿Cuánto tiempo dura el dolor?
  • ¿El dolor está relacionado con el ciclo menstrual, con la micción y/o con la actividad sexual?
  • ¿Qué tipo de dolor es (por ejemplo, agudo o sordo)?
  • ¿En qué circunstancias comenzó el dolor?
  • ¿Comenzó de manera repentina?

La información adicional sobre el tiempo del dolor y la presencia de otros síntomas relacionados con actividades como comer, dormir, tener actividad sexual y el movimiento también pueden ayudar a su proveedor de atención médica a determinar el diagnóstico.

Además de una historia clínica completa y un examen físico y pélvico, es posible que le realicen otros estudio incluidos:

  • Análisis de sangre
  • Prueba de embarazo
  • Análisis de orina
  • Cultivo de células del cuello uterino
  • Ecografía Una técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para crear una imagen de los órganos internos
  • Tomografía computarizada (TC o tomografía computarizada). Esta es una prueba que combina el uso de radiografías y una computadora para producir imágenes detalladas del cuerpo. Una tomografía computarizada muestra detalles de los huesos, el músculo, la grasa y los órganos y cualquier anormalidad que tal vez no se vea en una radiografía común.
  • Resonancia magnética (MRI, por su sigla en inglés). Un procedimiento no invasivo que produce una imagen bidimensional de un órgano interno o una estructura.
  • Laparoscopía. Un procedimiento quirúrgico menor en el cual un laparoscopio, un tubo delgado con una lente y una luz, se introduce en una incisión en la pared abdominal. Usando el laparoscopio para ver dentro del área pélvica, el proveedor de atención médica podrá determinar la ubicación, la extensión y el tamaño de cualquier crecimiento endometrial.
  • Radiografía. Energía electromagnética utilizada para producir imágenes de los huesos y los órganos internos en una placa radiográfica.
  • Colonoscopia. En este estudio, el proveedor de atención médica puede ver todo el largo del intestino grueso y puede, con frecuencia, ayudar a detectar crecimientos anormales, tejidos inflamados, úlceras y sangrado. Para hacerla, se inserta un colonoscopio (un tubo largo y flexible, con luz) dentro del recto y hasta el colon. El colonoscopio permite que el proveedor de atención médica observe el recubrimiento del colon y extraiga tejido para analizarlo con más detalle, y le da también la posibilidad de tratar alguno de los problemas que encuentre. 
  • Sigmoidoscopia. Un procedimiento diagnóstico que permite que el proveedor de atención médica examine el interior de una parte del intestino grueso. Es útil para identificar las causas de la diarrea, el dolor abdominal, el estreñimiento, los crecimientos anormales y el sangrado. Se inserta un tubo corto y flexible, con luz, llamado “sigmoidoscopio”, en el intestino a través del recto. El sigmoidoscopio sopla aire dentro del intestino para inflarlo y hace que el médico pueda ver en su interior con mayor facilidad. 

¿Cómo se trata el dolor en la zona de la pelvis?

El tratamiento específico para el dolor en la zona de la pelvis dependerá de la causa del dolor y su proveedor de atención médica lo conversará con usted de acuerdo con:

  • Su estado general de salud y su historia clínica
  • La gravedad de la afección
  • La causa de la afección
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
  • Las expectativas con respecto a la evolución de la afección
  • Su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos antibióticos
  • Medicamentos antiinflamatorios y/o analgésicos
  • Ejercicios de relajación
  • Anticonceptivos orales
  • Cirugía
  • Fisioterapia

Si no se encuentra una causa física, el proveedor de atención médica puede derivarla a terapia para que controle mejor el dolor crónico. En otros casos, los proveedores de atención médica pueden recomendar un tratamiento multidsciplinario que use diferentes enfoques incluidas modificaciones nutricionales, cambios ambientales, fisioterpaia y manejo del dolor.

Puntos clave sobre el dolor en la zona de la pelvis

  • El dolor en la zona de la pelvis es un problema común en las mujeres. Su naturaleza e intensidad puede variar, y la causa con frecuencia no es clara.
  • El dolor puede ser agudo o crónico.
  • El tratamiento específico dependerá de la causa según la determinen el examen físico y los estudios.
  • El tratamiento puede incluir medicamentos, cirugía, fisioterapia y técnicas de manejo del dolor.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo la visita a su proveedor de atención médica:

  • Tenga en mente la razón de su visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • Lleve a alguien con usted para que le ayude a hacer las preguntas y para que recuerde lo que el proveedor le dice.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé su proveedor.
  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo le ayudará. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si su afección se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si usted no toma el medicamento o no se hace el análisis o procedimiento.
  • Si tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.
Online Medical Reviewer: Burd, Irina, MD, PhD
Online Medical Reviewer: Freeborn, Donna, PhD, CNM, FNP
Date Last Reviewed: 7/1/2016
© 2000-2017 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About StayWell | StayWell Disclaimer