Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Resumen sobre los venenos

El peligro de los venenos

Las personas de cualquier edad pueden enfermarse si se ponen en contacto con ciertos medicamentos, pesticidas domésticos, productos químicos, cosméticos o plantas. Sin embargo, los niños en particular enfrentan un mayor riesgo de muerte por envenenamiento y exposición no intencional que los adultos: no solamente porque son más pequeños, sino también porque tienen un metabolismo más rápido y son físicamente menos capaces de manejar los productos químicos tóxicos.

¿Qué causa los envenenamientos o intoxicaciones?

Los niños pequeños se envenenan más a menudo con elementos del hogar tales como, por ejemplo, los siguientes:

  • Fármacos y medicamentos (las pastillas de hierro y los analgésicos, o calmantes del dolor, están entre las causas más comunes de envenenamientos mortales en los niños pequeños)

  • Productos de limpieza

  • Plantas

  • Cosméticos

  • Pesticidas

  • Pinturas y solventes

Cada vez más, el envenenamiento o intoxicación por monóxido de carbono y por plomo representan una amenaza tanto para niños como para adultos. A pesar de que pueden ocurrir reacciones graves en todos los casos de envenenamiento, la mayoría de las personas no resultan dañadas permanentemente si se tratan de inmediato.

¿Cómo ocurren la mayoría de los envenenamientos?

Más del 90 por ciento de todas las exposiciones a veneno ocurren en el hogar. Entre los niños de 5 años de edad y menos, el 57 por ciento de la exposición a venenos es por productos no farmacéuticos, como cosméticos, sustancias de limpieza, plantas, pesticidas y artículos de arte, y el 43 por ciento es por fármacos y medicamentos.

La mayoría de los envenenamientos ocurren cuando los padres no están prestando atención o vigilando a los niños tan de cerca como lo hacen habitualmente. Las llamadas a los centros de control de envenenamiento son más altas entre las 4 p.m. y las 10 p.m. De hecho, debido a que la rutina frenética de poner la cena en la mesa causa muchas distracciones en la atención de los padres, el final de la tarde ha pasado a conocerse como "la hora del arsénico" por el personal de los centros toxicológicos.

¿Qué se debe hacer cuando ocurre un envenenamiento?

  • Venenos tragados. Si encuentra a su niño con un frasco abierto o vacío de una sustancia tóxica, su hijo podría estar envenenado. Mantenga la calma, actúe rápidamente y siga estos lineamientos:

    • Aleje el veneno del niño.

    • Si la sustancia está aún en la boca del niño, haga que la escupa o retírela con sus dedos (mantenga esto junto con cualquier otra muestra de lo que el niño haya tragado).

    • No haga que el niño vomite.

    • No siga las instrucciones en el empaque con respecto a envenenamiento porque estas a menudo están desactualizadas. En su lugar, llame a Ayuda por Envenenamiento al 800-222-1222 para comunicarse con un centro toxicológico local. 

Llame al 911 de inmediato si su hijo tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor de garganta

  • Problemas para respirar

  • Somnolencia, irritabilidad o nerviosismo

  • Náuseas, vómitos o dolor estomacal sin fiebre

  • Quemaduras o ampollas en labios o boca

  • Babeo inusual

  • Olores extraños en el aliento de su hijo

  • Manchas extrañas en la ropa de su hijo

  • Convulsiones o pérdida del conocimiento

Tome o envíe el envase del veneno con su hijo para ayudar al proveedor de atención médica a determinar qué fue lo que tragó. Si su hijo no tiene estos síntomas, llame a su centro toxicológico local o al proveedor de atención médica de su hijo. Ellos necesitarán la siguiente información para ayudarle:

  • Su nombre y número de teléfono

  • El nombre de su niño, edad y peso

  • Cualquier enfermedad que su hijo pueda tener

  • Cualquier medicamento que su hijo pueda estar tomando

  • El nombre de la sustancia que su hijo tragó. Léalo del envase y deletréelo

  • La hora a la que su hijo tragó el veneno (o cuando encontró a su hijo), y la cantidad que cree que tragó

  • Cualquier síntoma que su hijo pueda estar teniendo

  • Si la sustancia era un medicamento recetado, brinde toda la información en la etiqueta incluyendo el nombre del fármaco.

    • Si el nombre del fármaco no está en la etiqueta, brinde el nombre y número de teléfono de la farmacia y la fecha de la receta.

    • Cómo se veía la pastilla (si usted lo puede decir) y si tenía algún número o letras.

  • Si su hijo tragó otra sustancia, como una parte de una planta, descríbala tanto como pueda para ayudar a identificarla.

  • Venenos en la piel. Si su hijo derrama un producto químico sobre su cuerpo, quítele la ropa y lave la piel con agua tibia, no caliente. Si la zona muestra señales de estar quemada, continúe lavando durante al menos 15 minutos, no importa cuánto su hijo proteste. Luego llame al centro toxicológico para más consejos. No use ungüentos ni productos grasosos.

  • Veneno en los ojos. Enjuague sus ojos sosteniendo el párpado abierto y vertiendo un flujo de agua tibia (no caliente) en la esquina interior del ojo. Si es un niño, podría necesitar la ayuda de otro adulto para sostener al niño cuando enjuague el ojo. Continúe enjuagando el ojo durante 15 minutos y llame al centro toxicológico para recibir más instrucciones. No utilice tazas oculares, gotas para los ojos ni ungüento a menos que el centro toxicológico le indique hacerlo.

  • Vapores o gases venenosos. En la casa, las siguientes fuentes pueden emitir gases venenosos:

    • Un automóvil encendido en un garaje cerrado

    • Ventilaciones de gas con fuga

    • Estufas de madera, carbón o queroseno que no están funcionando apropiadamente

    • Mezclar blanqueador y amoníaco mientras limpia, lo que produce gas de cloramina

    • Los vapores fuertes de otros limpiadores y solventes

    Si su hijo inhala vapores o gases, llévelo de inmediato a tomar aire fresco.

    • Si su hijo está respirando sin problemas, llame al centro toxicológico para obtener más instrucciones.

    • Si su hijo está respirando con dificultad, llame al 911 o a su servicio de emergencia local (EMS, por sus siglas en inglés)

    • Si su hijo ha dejado de respirar, inicie la RCP y no pare hasta que su hijo esté respirando por sí mismo o alguien más pueda encargarse. De ser posible, haga que alguien llame al 911 de inmediato. Si está solo, realice RCP por dos minutos y luego llame al 911.

Esté preparado para una emergencia de envenenamiento colocando el número de teléfono del centro toxicológico cerca de cada teléfono de su casa.

Las tapas a prueba de niños ahora van incorporadas en ciertos productos comunes del hogar

En el año 2002, la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo (Consumer Product Safety Commission) votó para exigir tapas de seguridad en una variedad de productos del hogar utilizados comúnmente. Los productos, todos los productos aceitosos de hidrocarburo son fluidos y resbaladizos y pueden ahogar fácilmente al niño si la sustancia ingresa a sus pulmones cuando la está bebiendo. Estos productos pueden causar neumonía química al recubrir el interior de los pulmones. Los productos que deben llevar tapa de seguridad incluyen:

  • Aceites de bebé

  • Bloqueadores solares

  • Secadores de esmalte de uñas

  • Aceites para el cabello

  • Aceites de baño, corporales y para masajes

  • Removedores de maquillaje

  • Algunos productos químicos automotrices (aditivos de gasolina, limpiadores de inyección de combustible y limpiadores de carburador)

  • Solventes de limpieza (limpiadores de aceite para madera, limpiadores de metales, quitamanchas y removedores de adhesivos)

  • Algunos impermeabilizantes que contienen alcoholes minerales utilizados para cubiertas, zapatos y equipos deportivos

  • Aceite de uso general para el hogar

  • Solventes para limpiar armas que contengan queroseno

Los productos de aceite más espesos y más viscosos no son un problema, ya que no se inhalan fácilmente a los pulmones.

Date Last Reviewed: 11/30/2014
© 2000-2016 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About StayWell | StayWell Disclaimer