Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Seguridad de los juguetes: Cómo identificar situaciones de alto riesgo

Las lesiones relacionadas con los juguetes a los que los niños se suben para andar son las más comunes, aunque no presentan índices de muerte altos. 

Juguetes que deben evitarse

Los siguientes juguetes no son apropiados para bebés

Si tiene bebés, evite los siguientes juguetes:

  • Juguetes que se cuelgan en cunas y corralitos con cuerdas de más de 7 pulgadas (18 cm) de largo

  • Juguetes con partes lo suficientemente pequeñas como para quedar atascadas en la garganta de un bebé

  • Envolturas plásticas de los juguetes. Estas envolturas representan peligro de sofocación en sí mismas

Los siguientes juguetes no son apropiados para niños de hasta 3 años

Si tiene niños menores de 3 años, evite los siguientes juguetes:

  • Juguetes pequeños o juguetes con piezas separables que puedan quedar atascadas en la garganta del niño. (Por ejemplo, animales de peluche con ojos flojos, fichas de juegos, pilas o canicas)

  • Juguetes con partes rompibles o sueltas. (Por ejemplo, juguetes con ruedas pequeñas o figuras móviles con piezas separables)

  • Globos de látex

  • Envolturas plásticas de los juguetes. Estas envolturas representan peligro de sofocación en sí mismas

Nunca deben darse a bebés y niños que empiezan a caminar juguetes con alguno de los siguientes elementos

Evite los juguetes que tengan:

  • Piezas que puedan quitarse

  • Alambres expuestos

  • Piezas que se calienten

  • Pintura con plomo

  • Materiales tóxicos

  • Piezas rompibles

  • Puntas o bordes filosos

  • Piezas de vidrio o quebradizas

  • Resortes, engranajes o piezas con bisagras con las que puedan pellizcarse o atraparse los dedos

Los siguientes juguetes no son apropiados para niños de hasta 8 años

Si tiene niños menores de 8 años, evite los siguientes juguetes:

  • Juguetes con puntas o bordes filosos

  • Juguetes eléctricos con elementos que se calienten. (Por ejemplo, un horno de juguete)

  • Juguetes que contengan sustancias tóxicas. (Por ejemplo, ciertos juegos para pintar)

  • Juguetes con los que puedan atraparse los dedos

  • Juguetes que disparan o juguetes ruidosos (tales como pistolas de juguete, pistolas con cebos o de aire comprimido)

  • Juguetes que puedan contener pintura con plomo (en general, aquellos juguetes comprados en ventas de garaje o mercados de pulgas)

  • Juguetes que no cumplan con las normas de seguridad de EE. UU.

Nota especial sobre los andadores

La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) no recomienda el uso de andadores por las siguientes razones:

  • Los bebés que usan andadores pueden tropezar con objetos o caerse por las escaleras y llegar hasta piscinas, calefactores y estufas calientes.

  • El uso de andadores está asociado a la intoxicación, en especial en bebés menores de 9 meses. El andador permite que el bebé esté a una altura como para alcanzar químicos que se encuentran en el hogar antes de tener movilidad propia. Esto también puede pasar antes de que muchos padres hayan hecho de sus hogares un lugar seguro para los bebés.

  • Estos dispositivos no ayudan a que el bebé camine ni que tenga una movilidad propia más rápida o avanzada. En realidad pueden impedir el desarrollo de ciertas habilidades motrices como pararse, gatear y arrastrarse.

  • Los andadores les dan a los bebés fuerza extra para atravesar barreras como puertas de seguridad. Esto ocasiona miles de lesiones en la cabeza por año.

Nota: Muchos fabricantes ahora producen andadores fijos que permiten a los bebés estar en el lugar. Estos presentan una alternativa más segura a los andadores móviles. Sin embargo, muchos proveedores de atención médica aun así creen que ningún andador es recomendable. Hable con el proveedor de atención médica de su hijo para obtener más información.

Date Last Reviewed: 12/21/2015
© 2000-2016 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About StayWell | StayWell Disclaimer