Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Hemolytic Disease of the Newborn (HDN)

¿Qué es la enfermedad hemolítica del recién nacido?

La enfermedad hemolítica del recién nacido (HDN, por sus siglas en inglés) es un problema en la sangre de los bebés recién nacidos. Ocurre cuando los glóbulos rojos de su bebé se descomponen con rapidez. Esto también se llama eritroblastosis fetal. 

  • Hemolítico significa la descomposición de los glóbulos rojos.
  • Eritroblastosis significa que los glóbulos rojos producidos son inmaduros.
  • Fetal significa que pertenece al feto.

¿Cuáles son las causas de la HDN?

Todas las personas tienen un tipo de sangre (O, A, B o AB). También todas tienen un factor Rh (positivo o negativo). Puede haber un problema si la mamá y el bebé tienen diferente tipo de sangre y factor Rh.

La HDN se da con mayor frecuencia cuando una madre Rh negativa tiene un bebé con un padre Rh positivo. Si el factor Rh del bebé es positivo, como el de su padre, esto puede representar un problema si los glóbulos rojos del bebé pasan a la madre Rh negativa.

Esto generalmente ocurre en el nacimiento cuando se rompe la placenta. Pero también puede suceder en cualquier momento en que los glóbulos de la mamá y del bebé se mezclen. Esto puede pasar durante un aborto espontáneo o una caída. También puede suceder durante un análisis prenatal. Por ejemplo, amniocentesis o toma de muestras de vellosidades coriónicas. En estas pruebas, se utiliza una aguja para tomar una muestra de tejido y se puede producir sangrado.

El sistema inmunitario de la madre Rh negativa ve los glóbulos rojos Rh positivos del bebé como extraños. Su sistema inmunitario responde produciendo anticuerpos para combatir y destruir esos glóbulos extraños. Su sistema inmunitario almacena esos anticuerpos por si vuelven esos glóbulos extraños. Esto puede suceder en un embarazo futuro. Usted quedará con sensibilidad al factor Rh.

La sensibilización al factor Rh normalmente no es un problema en un primer embarazo. La mayoría de los problemas se presentan en embarazos futuros con otro bebé Rh positivo. Durante ese embarazo, sus anticuerpos cruzan la placenta para combatir los glóbulos Rh positivos del cuerpo de su bebé. A medida que los anticuerpos destruyen los glóbulos, su bebé se enferma. Esto se llama eritroblastosis fetal durante el embarazo. Una vez que el bebé nace, se llama HDN.

¿Quiénes corren el riesgo de tener HDN?

Los siguientes factores pueden aumentar su riesgo de tener un bebé con HDN:

  • Usted es Rh negativa y tiene un bebé Rh positivo, pero no ha recibido tratamiento.
  • Usted es Rh negativa y se ha sensibilizado al factor Rh positivo. Esto puede haber sucedido en un embarazo pasado con un bebé Rh positivo. O puede haber ocurrido por una lesión o una prueba en este embarazo con un bebé Rh positivo. 

La HDN es tres veces más común en bebés caucásicos (blancos) que en los bebés afroamericanos.

¿Cuáles son los síntomas de la HDN?

Los síntomas pueden ser levemente distintos en cada embarazo y niño.

Durante el embarazo no notará ningún síntoma. Pero su proveedor de atención médica puede ver lo siguiente durante una prueba prenatal:

  • Una coloración amarillenta en el líquido amniótico. Ese color puede deberse a la bilirrubina. Es una sustancia que se forma a medida que se descomponen los glóbulos.
  • Su bebé puede tener un hígado, un bazo o un corazón grandes. También es posible que haya líquido extra en su estómago, sus pulmones o su cuero cabelludo. Esos son signos de hidropesía fetal. Esta afección causa una hinchazón (edema) grave.

Después del nacimiento, su bebé puede tener síntomas tales como:

  • Piel pálida. Esto se debe a que tiene muy pocos glóbulos rojos (anemia).
  • Coloración amarillenta del cordón umbilical del bebé, su piel y la parte blanca de sus ojos (ictericia). Puede que su bebé no tenga color amarillento justo después del nacimiento. Pero la ictericia puede aparecer rápidamente. Suele comenzar dentro de las 24 y las 36 horas después del nacimiento.  
  • Su bebé recién nacido puede tener un hígado y un bazo grandes.
  • Los bebés con hidropesía fetal pueden tener todo el cuerpo hinchado. También puede verse muy pálidos y tener dificultades para respirar.

¿Cómo se diagnostica la HDN?

La HDN puede causar síntomas similares a los de otras afecciones. Para hacer el diagnóstico, el médico de su hijo buscará si hay tipos de sangre que no pueden funcionar juntas. En ocasiones, este diagnóstico se hace durante el embarazo. Se basará en los resultados de las siguientes pruebas y análisis:

  • Análisis para detectar anticuerpos contra el factor Rh positivo en su sangre.
  • Ecografía. Esta prueba puede mostrar el agrandamiento de los órganos o la acumulación de líquido en su bebé.
  • Amniocentesis. Esta prueba mide la cantidad de bilirrubina en el líquido amniótico. Para realizar esta prueba, le insertan una aguja en su abdomen y pared uterina. Atraviesa el saco amniótico. Se toma una muestra de líquido amniótico con la aguja.
  • Muestra percutánea de sangre del cordón umbilical. A esta prueba también se la llama muestra de sangre fetal. Para realizar este análisis, se toma una muestra de sangre del cordón umbilical de su bebé. El proveedor de atención médica de su hijo analizará esta sangre para ver si tiene anticuerpos, bilirrubina o anemia. Esto se hace para comprobar si su bebé necesita una transfusión de sangre intrauterina.

Los siguientes análisis se usan para diagnosticar la HDN después del nacimiento de su bebé:

  • Análisis del cordón umbilical de su bebé. Esto puede mostrar el grupo sanguíneo de su bebé, su factor Rh, su recuento de glóbulos rojos y de anticuerpos.
  • Análisis de la sangre del bebé para ver sus niveles de bilirrubina.

¿Cómo se trata la HDN?

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y la salud general de su hijo. También variará según la gravedad de la afección.

Durante el embarazo, el tratamiento para la HDN puede incluir lo siguiente:

Monitoreo

Un proveedor de atención médica revisará el flujo sanguíneo de su bebé con una ecografía.

Transfusión intrauterina de sangre

Este procedimiento se hace para colocar glóbulos rojos en la circulación de su bebé. Para esa prueba, le introducen una aguja a través de su útero que llega a la cavidad abdominal de su bebé hasta una vena en el cordón umbilical. Es posible que su bebé necesite un medicamento sedante para evitar que se mueva. Puede que necesite hacerse más de una transfusión.

Parto prematuro

Si su bebé tiene ciertas complicaciones, es posible que necesite nacer antes de tiempo. Su proveedor de atención médica puede inducir el trabajo de parto una vez que los pulmones de su bebé estén maduros. Eso puede evitar que la HDN empeore.  

Después del nacimiento, el tratamiento para su bebé puede incluir lo siguiente:

Transfusiones de sangre

Esto puede hacerse si su bebé tiene anemia grave.

Líquidos intravenosos

Esto puede hacerse si su bebé tiene baja presión arterial.

Fototerapia

Para esta prueba, colocarán a su bebé debajo de una luz especial que ayuda a que su bebé se deshaga del exceso de bilirrubina.

Ayuda para respirar

Su bebé puede necesitar oxígeno, una sustancia en los pulmones que ayuda a mantener abiertos los alvéolos (surfactante) o un respirador mecánico que le ayudará a respirar mejor.

Exanguinotransfusión

En esta prueba, se extrae la sangre de su bebé que tiene un nivel alto de bilirrubina. Esa sangre se reemplaza por sangre nueva con un nivel de bilirrubina normal. Esto sube el recuento de glóbulos rojos de su bebé. También baja su nivel de bilirrubina. En esta prueba, a su bebé le sacarán y le pondrán pequeñas cantidades de sangre en forma alternada. Esto se hará a través de una vena o arteria. Puede que su bebé necesite hacerse otra vez este procedimiento si sus niveles de bilirrubina permanecen altos.

Inmunoglobulina intravenosa

La inmunoglobulina intravenosa (IVIG, por sus siglas en inglés) es una solución hecha con plasma sanguíneo. Contiene anticuerpos para ayudar al sistema inmunitario del bebé. La IVIG reduce la descomposición de glóbulos rojos en su bebé. También baja sus niveles de bilirrubina.  

¿Cuáles son las complicaciones de la HDN?

Cuando sus anticuerpos atacan los glóbulos rojos de su bebé, estos se descomponen y se destruyen (hemólisis).

Cuando los glóbulos rojos de su bebé se descomponen con rapidez, se forma bilirrubina. A los bebés les resulta difícil deshacerse de la bilirrubina. Puede acumularse en su sangre, sus tejidos y sus líquidos. Esto se llama hiperbilirrubinemia. La bilirrubina hace que la piel, los ojos y otros tejidos del bebé se vuelvan amarillentos. Esto es la ictericia.

Cuando los glóbulos rojos se descomponen, su bebé se pone anémico. La anemia es peligrosa. Si tiene anemia, la sangre de su bebé produce más glóbulos rojos muy rápidamente. Esto sucede en la médula ósea, el hígado y el bazo. Por eso, estos órganos se agrandan. Los nuevos glóbulos rojos suelen ser inmaduros y no pueden hacer el trabajo que hacen los glóbulos rojos maduros.

Las complicaciones de la HDN pueden ser leves o graves.

Durante el embarazo, su bebé puede presentar lo siguiente:

  • Anemia leve, hiperbilirrubinemia e ictericia. La placenta elimina parte de la bilirrubina. Pero no puede eliminarla toda.
  • Anemia grave. Esto puede hacer que el hígado y el bazo de su bebé crezcan demasiado. Puede afectar también a otros órganos.
  • Hidropesía fetal. Se presenta cuando los órganos de su bebé no pueden manejar la anemia. El corazón de su bebé comenzará a tener problemas. Eso hará que se acumule una gran cantidad de líquido en los tejidos y los órganos de su bebé. Los bebés que tienen esta afección corren el riesgo de nacer muertos.

Luego del nacimiento, su bebé puede presentar lo siguiente:

  • Hiperbilirrubinemia e ictericia graves. El hígado de su bebé no puede manejar la gran cantidad de bilirrubina. Esto hace que el hígado de su bebé crezca demasiado. Igualmente seguirá teniendo anemia.
  • Kernicterus. Esta es la forma más grave de hiperbilirrubinemia. Se debe a la acumulación de bilirrubina en el cerebro de su bebé. Puede provocar convulsiones, daño cerebral y sordera. Hasta puede causar la muerte.

¿Se puede prevenir la enfermedad hemolítica del recién nacido?

La HDN puede prevenirse. Prácticamente todas las mujeres se harán un análisis de sangre para saber cuál es su tipo sanguíneo al principio del embarazo.

Si usted es Rh negativa y no se ha sensibilizado, recibirá un medicamento llamado inmunoglobulina Rh (RhoGAM). Este medicamento puede evitar que sus anticuerpos reaccionen a las células Rh positivas de su bebé. Muchas mujeres reciben RhoGAM alrededor de la semana 28 del embarazo.

Si su bebé es Rh positivo, usted recibirá una segunda dosis de medicamento dentro de las 72 horas siguientes a haber dado a luz. Si su bebé es Rh negativo, usted no necesitará una segunda dosis.

Puntos clave sobre la enfermedad hemolítica del recién nacido

  • La HDN ocurre cuando los glóbulos rojos de su bebé se descomponen con rapidez.
  • La HDN se da cuando una madre Rh negativa tiene un bebé con un padre Rh positivo.
  • Si la madre Rh negativa resultó sensibilizada a la sangre Rh positiva, su sistema inmunitario producirá anticuerpos para atacar a su bebé.
  • Cuando los anticuerpos entren en el torrente sanguíneo de su bebé, atacarán los glóbulos rojos. Esto los descompone. Puede causarle problemas.
  • Esta afección se puede prevenir. Las mujeres que son Rh negativas y no han resultado sensibilizadas pueden recibir un medicamento. Este medicamento puede evitar que sus anticuerpos reaccionen a las células Rh positivas de su bebé.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en mente la razón de la visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé el proveedor para su hijo.
  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo ayudará a su hijo. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si su hijo no toma el medicamento o no se hace un análisis o procedimiento.
  • Si su hijo tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo puede comunicarse con el proveedor de su hijo después del horario de consultorio. Es importante por si su hijo se enferma y usted necesita hacer preguntas o pedir un consejo.
Online Medical Reviewer: Bowers, Nancy, RN, BSN, MPH
Online Medical Reviewer: Freeborn, Donna, PhD, CNM, FNP
Date Last Reviewed: 5/12/2015
© 2000-2016 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About StayWell | StayWell Disclaimer