Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Lactose Intolerance in Children

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa sucede cuando el cuerpo no puede descomponer o digerir fácilmente la lactosa. La lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche y los productos lácteos.

Si su hijo es intolerante a la lactosa, puede tener síntomas molestos después de comer o beber productos lácteos. Estos síntomas incluyen hinchazón, diarrea y gases.

La intolerancia a la lactosa es diferente que una alergia alimenticia a la leche.

¿Qué causa la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa se presenta cuando el intestino delgado no produce suficiente cantidad de un jugo digestivo o una enzima, llamada lactasa. Sin suficiente lactasa, el cuerpo no puede descomponer o digerir la lactosa.

La intolerancia a la lactosa puede ocurrir tanto a niños como adultos. Algunas causas comunes son las siguientes:

  • Enfermedades digestivas o infección
  • Lesión en el intestino delgado
  • Antecedentes familiares de intolerancia a la lactosa. En estos casos, con el tiempo el cuerpo puede producir menos enzima lactasa. Los síntomas pueden ocurrir durante la adolescencia o la edad adulta.
  • Un bebé que nace antes de tiempo, también llamado bebé prematuro. Este tipo de intolerancia a la lactosa es, a menudo, un problema a corto plazo que desaparece.

En casos muy raros, algunos recién nacidos no pueden producir nada de lactasa desde el nacimiento.

¿Quiénes corren el riesgo de tener intolerancia a la lactosa?

Un niño corre más riesgo de tener intolerancia a la lactosa, si tiene cualquiera de los siguientes:

  • Es un bebé que nació antes de tiempo, también llamado bebé prematuro. Este tipo de intolerancia a la lactosa es, a menudo, un problema a corto plazo que desaparece.
  • Es de origen afroamericano, judío, mexicano-americado, indio americano, asiático americano
  • Tiene antecedentes familiares de intolerancia a la lactosa. Los síntomas pueden ocurrir durante la adolescencia o la edad adulta.

¿Cuáles son los síntomas de la intolerancia a la lactosa?

Los síntomas, a menudo, comienzan a aparecer en los niños blancos después de los 5 años de edad. Aparecen en los niños afroamericanos partir de los 2 años de edad.

Los síntomas comienzan alrededor de 30 minutos a 2 horas después de ingerir alimentos o bebidas que contienen lactosa. Los síntomas de cada niño pueden variar. Y pueden incluir, por ejemplo:

  • Malestar estomacal o náuseas
  • Calambres
  • Distensión
  • Dolor en el vientre (abdominal)
  • Gases
  • Heces blandas o diarrea
  • Vómitos, que ocurren con más frecuencia a los adolescentes

Qué tan severos son los síntomas de su hijo dependerá de la cantidad de lactosa que haya consumido. También dependerá de la cantidad de lactasa que su cuerpo genere.

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa pueden parecerse a los de otras afecciones de salud. Consulte siempre al proveedor de atención médica de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la intolerancia a la lactosa?

El proveedor de atención médica de su hijo lo examinará y confeccionará una historia clínica.

Su hijo podría necesitar someterse a pruebas: Las pruebas más comunes que se utilizan para comprobar cómo se absorbe la lactosa en el sistema digestivo incluyen:

  • Prueba de tolerancia a la lactosa. Esta prueba comprueba cómo el sistema digestivo del niño absorbe la lactosa. Después de ayunar, su hijo bebe un líquido que tiene lactosa. Las heces sueltas se analizan para detectar lactosa durante las siguientes 24 horas.
  • Prueba del aliento para medir hidrógeno. Su niño bebe un líquido que tiene una gran cantidad de lactosa. Se analiza la respiración en horas regulares para medir la cantidad de hidrógeno. Altos niveles de hidrógeno significan que su hijo es intolerante a la lactosa.
  • Prueba de acidez de heces. Esta prueba se utiliza para bebés y niños pequeños. Se comprueba la cantidad de ácido en las heces. Si su hijo no está digiriendo la lactosa, las heces tendrán ácido láctico, glucosa y otros ácidos grasos.

¿Cómo se trata la intolerancia a la lactosa?

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y el estado general de salud de su hijo. También variará según la gravedad de la afección.

Ningún tratamiento ayudará al cuerpo de su hijo a producir más lactasa. Pero puede controlar los síntomas de su hijo con una dieta que limita la lactosa. Es posible que su niño no tenga que dejar de comer todos los alimentos con lactosa. El proveedor de atención médica de su hijo también puede recomendarle que su hijo tome enzimas de lactasa. Son productos de venta libre, por lo que puede comprarlos sin receta.

Estos son algunos consejos para el control de la lactosa en la dieta de su hijo:

  • Comience lentamente.  Después de una semana de alimentos con contenido limitado de lactosa, trate de agregar pequeñas cantidades de leche o productos lácteos de nuevo a la dieta de su hijo. Determine si su hijo tiene cualquier síntoma. Tenga en cuenta los alimentos que su hijo puede ingerir y los alimentos que debe evitar.
  • Ingesta de leche y productos lácteos con otros alimentos. Es posible que su hijo tenga menos síntomas si ingiere leche o productos lácteos con las comidas. Haga que su hijo trate de comer queso con galletas saladas. O deje que su hijo ingiera leche con cereales.  
  • Elija productos lácteos con niveles naturalmente bajos de lactosa. Estos incluyen los quesos duros y el yogur.
  • Busque productos libres de lactosa y leche con lactosa reducida. Estos se pueden encontrar en muchas tiendas de alimentos. Son iguales a la leche y productos lácteos regulares. Pero se les ha agregado la enzima lactasa.
  • Pregunte acerca de productos de lactasa. Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo si el niño debe tomar una píldora o gotas de lactasa al ingerir productos lácteos.

Hable con el proveedor de su hijo sobre qué productos o cambios en la dieta pueden ayudarlo. También puede resultar útil consultar un dietista certificado.

Calcio

Los niños y adolescentes que son intolerantes a la lactosa pueden ingerir poco o nada de leche en su dieta. Sin embargo, la leche y los productos lácteos son una fuente importante de calcio. Si su hijo es intolerante a la lactosa, asegúrese de que obtenga el suficiente calcio. El calcio es necesario para el crecimiento y la reparación de los huesos durante toda la vida. El calcio también puede ayudar a prevenir algunas enfermedades.

La cantidad de calcio que su hijo necesita variará según la edad:

Edad del niño

Cantidad dietética de calcio (mg por día) recomendada

Entre los 0 a 6 meses:

200 mg

Entre los 6 meses a 1 año:

260 mg

Entre 1 a 3 años:

700 mg

Entre 4 y 8 años:

1,000 mg

Entre 9 y 18 años:

1,300 mg

Muchos alimentos no lácteos tienen alto contenido de calcio, entre los que podemos mencionar:

  • Vegetales de color verde, como la berza, hojas de nabo, brócoli y col rizada
  • Pescado con espinas suaves y comestibles, como el salmón y las sardinas

Otros alimentos no lácteos que son buenas fuentes de calcio incluyen:

  • Tofu
  • Jugo de naranja con calcio añadido
  • Leche de soja con calcio añadido
  • Cereales para el desayuno enriquecidos con calcio

Siempre hable con al proveedor de atención médica de su hijo. El proveedor de su hijo puede recetarle un suplemento de calcio, si su hijo no puede obtener suficiente calcio de su dieta.

Vitamina D

La vitamina D es necesaria para que el cuerpo absorba el calcio. Es importante que en la dieta de su hijo haya suficiente vitamina D. Las fuentes de vitamina D incluyen los huevos y el hígado.

Los niños menores de 1 año de edad deben tomar un suplemento de vitamina D de 400 UI al día. Los niños mayores de 1 año de edad deben consumir 600 UI de vitamina D al día.

¿Cuáles son las complicaciones de la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa no le hará daño al cuerpo de su hijo. Los síntomas son molestos, pero no son graves.

Cómo vivir con intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa puede causar síntomas molestos. Pero en la mayoría de los casos no es necesario eliminar todos los alimentos con lactosa de la dieta de su hijo. Al observar los síntomas del niño, puede averiguar qué alimentos puede tolerar. También puede conocer qué alimentos debe evitar su hijo.

Cuando los alimentos se eliminan de la dieta de su hijo, debe sustituirlos por otros alimentos que ofrezcan los nutrientes necesarios. También asegúrese de que su hijo ingiera la suficiente calcio y vitamina D.

Hable con el proveedor de su hijo sobre qué productos o cambios en la dieta pueden ayudarlo. También puede resultar útil consultar un dietista certificado.

¿Cuándo debo llamar al proveedor de atención médica de mi hijo?

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa pueden parecerse a los de otros problemas de salud. Haga que a su hijo lo evalúe su proveedor de atención médica, si su niño tiene:

  • Heces blandas o diarrea
  • Inflamación o distensión
  • Dolor de vientre
  • Otros síntomas gastrointestinales o GI

Puntos clave sobre intolerancia a la lactosa

  • La intolerancia a la lactosa sucede cuando el cuerpo de su hijo no puede descomponer o digerir fácilmente la lactosa. La lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche y los productos lácteos.
  • Esto se presenta cuando el intestino delgado no produce suficiente cantidad de un jugo digestivo o una enzima, llamada lactasa.
  • Su niño puede tener síntomas molestos después de comer o beber leche o productos lácteos.
  • Puede controlar los síntomas del niño mediante la limitación de los alimentos que tienen lactosa.
  • Asegúrese de que su hijo consulte a un proveedor de atención médica.
  • Los niños y adolescentes necesitan calcio y vitamina D para el crecimiento óseo y la salud.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en mente la razón de la visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé el proveedor para su hijo.
  • Pregunte por qué se se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo ayudará a su hijo. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si su hijo no toma el medicamento o no se hace un análisis o procedimiento.
  • Si su hijo tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo puede comunicarse con el proveedor de su hijo después del horario de consultorio. Es importante por si su hijo se enferma y usted necesita hacer preguntas o pedir un consejo.
Online Medical Reviewer: Berry, Judith, PhD, APRN
Online Medical Reviewer: Freeborn, Donna, PhD, CNM, FNP
Date Last Reviewed: 10/7/2015
© 2000-2016 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About StayWell | StayWell Disclaimer