Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Chronic Liver Disease/Cirrhosis

¿Qué es la cirrosis?

La cirrosis se produce cuando el tejido cicatricial reemplaza el tejido sano del hígado. Esto impide que el hígado funcione normalmente.

La cirrosis es una enfermedad de larga duración (crónica). El daño en su hígado se va acumulando con el tiempo.

El hígado es el órgano interno más grande de su cuerpo. Se ubica debajo de sus costillas en el lado derecho de su abdomen.

El hígado hace muchas cosas importantes, entre ellas:

  • Elimina los desechos del cuerpo, como las toxinas y los medicamentos.
  • Produce bilis para ayudar a digerir la comida.
  • Almacena el azúcar que su cuerpo utiliza para tener energía.
  • Produce proteínas nuevas.

Si tiene cirrosis, el tejido cicatricial reduce el paso de la sangre a través del hígado. Con el tiempo, el hígado no puede funcionar de la forma en que debería.

En casos graves, el hígado se daña tanto que deja de funcionar. Esto se llama insuficiencia hepática.

¿Cuáles son las causas de la cirrosis?

Las causas más comunes de la cirrosis son:

  • Hepatitis y otros virus.
  • Abuso de alcohol.
  • Enfermedad de hígado graso no causado por el alcohol (esto se debe a un síndrome metabólico, por afecciones tales como obesidad, nivel alto de colesterol y triglicéridos, y presión arterial alta).

Otras causas menos comunes de la cirrosis son, por ejemplo:

  • Trastornos autoinmunes, en los que el sistema del cuerpo que combate las infecciones (sistema inmunitario) ataca el tejido sano.
  • Bloqueos o daños en los conductos que llevan la bilis (conductos biliares) desde el hígado al intestino.
  • Uso de ciertos medicamentos.
  • Exposición a ciertas sustancias químicas tóxicas.
  • Episodios relacionados de insuficiencia cardíaca con acumulación de sangre en el hígado.
  • Infecciones por parásitos.

Algunas enfermedades que se transmiten de padres a hijos (enfermedades hereditarias) también pueden causar cirrosis. Estas pueden incluir:

  • Deficiencia de alfa-1-antitripsina
  • Niveles altos de galactosa en sangre
  • Enfermedades de almacenamiento de glucógeno
  • Fibrosis quística
  • Porfiria (un trastorno en el que ciertas sustancias químicas se acumulan en la sangre)
  • Acumulación hereditaria de demasiada cantidad de cobre (enfermedad de Wilson) o de hierro (hemocromatosis) en el cuerpo

¿Cuáles son los síntomas de la cirrosis?

Sus síntomas pueden variar, según la gravedad de su cirrosis. La cirrosis leve puede no causar ningún síntoma.

Los síntomas pueden incluir, por ejemplo:

  • Acumulación de líquido en el abdomen (ascitis)
  • Vomitar sangre, con frecuencia debido a que sangran los vasos sanguíneos del esófago
  • Cálculos biliares
  • Picazón
  • Coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia)
  • Insuficiencia renal
  • Pérdida de masa muscular
  • Falta de apetito
  • Moretones que surgen fácilmente
  • Venas con forma de arañitas en la piel
  • Baja energía y debilidad (fatiga)
  • Pérdida de peso
  • Confusión, cuando las toxinas se acumulan en la sangre

Los síntomas de la cirrosis pueden parecerse a otros problemas de salud. Siempre consulte a su proveedor de atención médica para estar seguro.

¿Cómo se diagnostica la cirrosis?

Su proveedor de atención médica revisará sus antecedentes de salud. También le realizará un examen físico.

Además, es posible que le hagan pruebas y análisis, por ejemplo:

  • Análisis de sangre. Incluirán análisis sobre el funcionamiento del hígado para ver si el hígado está funcionando tal como debería. También puede que le hagan análisis para ver si su sangre puede coagularse correctamente.
  • Biopsia del hígado. Le tomarán muestras pequeñas de tejido del hígado con una aguja o durante una cirugía. Estas muestras se analizan con un microscopio para descubrir cuál es el tipo de enfermedad hepática.

Su proveedor de atención médica tal vez le recomiende hacerse pruebas de imágenes tales como las siguientes:

  • Tomografía computarizada (TC). Una tomografía computarizada es más detallada que una radiografía común. Puede mostrar imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, los músculos, el tejido graso y los órganos. Usa una combinación de radiografías y tecnología computarizada para obtener imágenes horizontales (a menudo llamadas "cortes") del cuerpo.
  • Imágenes por resonancia magnética (RNM). Esta prueba produce imágenes detalladas de los órganos y las estructuras interiores de su cuerpo. Utiliza un campo magnético y pulsos de energía de ondas de radio. Puede que le inyecten una tintura en una vena. Esa tintura ayuda a que el hígado y otros órganos se vean más claramente en la prueba de imágenes.
  • Ecografía. Esta prueba permite ver los órganos internos mientras están en funcionamiento. Revisa cómo fluye la sangre a través de diferentes vasos sanguíneos. Usa ondas de sonido de alta frecuencia y una computadora para producir imágenes de los vasos sanguíneos, los tejidos y los órganos.

También puede que le hagan una endoscopia superior (EGD, por sus siglas en inglés). Le introducirán una cámara flexible con luz a través de su boca dentro de su tracto digestivo superior para ver si tiene vasos sanguíneos agrandados que estén en riesgo de sangrar debido a la cirrosis. 

Si tiene líquido en el abdomen (ascitis), puede que necesite una dieta baja en sodio, pastillas contra la retención de agua (pastillas diuréticas) y que le extraigan el líquido con una aguja (paracentesis).

If you have fluid in the abdomen (ascites), you may need a low sodium diet, water pills (diuretics), and removal of the fluid with a needle (paracentesis).

¿Cómo se trata la cirrosis?

La cirrosis es una enfermedad progresiva del hígado que va avanzando a lo largo del tiempo. El daño que causa en su hígado no puede revertirse.

El objetivo del tratamiento es retrasar la acumulación de tejido cicatricial y prevenir o tratar otros problemas de salud.

En muchos casos, es posible retrasar o detener el daño hepático. Si tiene hepatitis, puede que lo traten para retrasar el avance de su enfermedad del hígado.

Su tratamiento puede incluir:

  • Seguir una dieta saludable, baja en sodio
  • No beber alcohol ni usar drogas ilegales
  • Manejar todos los problemas de salud que sucedan a causa de la cirrosis  

Hable con su proveedor de atención médica antes de tomar medicamentos recetados, medicamentos de venta libre o vitaminas.

Si tiene cirrosis grave, el tratamiento no puede controlar otros problemas. Puede que necesite un trasplante de hígado.

Otros tratamientos pueden ser específicos según la causa de su cirrosis, como controlar el exceso de hierro o de cobre, o usar medicamentos de inmunosupresión.

¿Cuáles son las complicaciones de la cirrosis?

La cirrosis puede causar otros problemas de salud, tales como:

  • Hipertensión portal. La vena porta lleva la sangre desde sus intestinos y su bazo hasta su hígado. La cirrosis hace que el flujo de sangre normal sea más lento. Eso sube la presión en la vena porta. Esto se llama hipertensión portal.
  • Vasos sanguíneos agrandados. La hipertensión portal puede causar vasos sanguíneos anormales en el estómago (lo que se llama gastropatía portal y ectasia vascular) o venas agrandadas (várices) en el estómago y el esófago. Estos vasos sanguíneos tienen más probabilidades de explotar por sus paredes delgadas y una presión más alta. Si explotan, pueden ocasionar un sangrado grave. Busque atención médica inmediata.
  • Ascitis. Líquido acumulado en su abdomen que se puede infectar. 
  • Enfermedad de los riñones o insuficiencia renal.
  • Moretones que surgen fácilmente y sangrado grave. Esto sucede cuando el hígado deja de producir las proteínas necesarias para que su sangre se coagule.
  • Diabetes tipo 2. Si tiene cirrosis, puede que su cuerpo no use la insulina correctamente (resistencia a la insulina). El páncreas intenta satisfacer la necesidad de insulina produciendo más, pero se acumula más azúcar (glucosa) en la sangre. Eso provoca diabetes tipo 2.
  • Cáncer del hígado.

Puntos clave

  • La cirrosis se produce cuando el tejido cicatricial reemplaza el tejido sano del hígado. Esto impide que el hígado funcione normalmente.
  • La cirrosis es una enfermedad de larga duración (crónica).
  • Las causas más comunes de la hepatitis son otros virus y el abuso de bebidas alcohólicas. También hay otros problemas médicos que pueden causarla.
  • El daño que causa en el hígado usualmente no puede revertirse.
  • El objetivo del tratamiento es retrasar la acumulación de tejido cicatricial y prevenir o tratar otros problemas que puedan ocurrir.
  • En casos graves, puede necesitarse un trasplante de hígado.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita a su proveedor de atención médica:

  • Tenga en mente la razón de su visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • Lleve a alguien con usted para que le ayude a hacer las preguntas y para que recuerde lo que el proveedor le dice.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé su proveedor.
  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo le ayudará. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si su afección se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si usted no toma el medicamento o no se hace el análisis o procedimiento.
  • Si tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.
Online Medical Reviewer: Brown, Kim, APRN
Online Medical Reviewer: Lehrer, Jenifer, MD
Date Last Reviewed: 3/15/2016
© 2000-2016 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About StayWell | StayWell Disclaimer