Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Ser cuidador

¿Qué es un cuidador?

Un cuidador provee asistencia para satisfacer las necesidades diarias de otra persona. A los cuidadores se los conoce como "formales" o "informales". A los cuidadores "formales" se les paga por sus servicios y han tenido formación y educación para brindar los cuidados. Esto puede incluir los servicios de las agencias de cuidados domiciliarios y otros profesionales entrenados.

Los cuidadores "informales", también llamados cuidadores familiares, son las personas que prestan cuidados a familiares o amigos por lo general sin pago. Un cuidador brinda atención, en general, en el entorno del hogar, a un padre anciano, un cónyuge u otro familiar o persona sin lazos de sangre, o a una persona enferma o discapacitada. Estas tareas pueden incluir el transporte, las compras, las tareas del hogar, la preparación de comidas. También la prestación de asistencia para vestirse, levantarse de la cama, ayudar con la alimentación y la incontinencia.

Si se ajusta a la descripción de cuidador "informal" o de familia, sepa que no está solo. Según la American Association of Retired Persons (AARP) y la National Alliance for Caregiving (NAC), se estima que más de 65.7 millones de estadounidenses prestan servicio como cuidadores informales ya sea para un niño con necesidades especiales o un adulto que vive en la comunidad y necesita ayuda.

La mayoría de los cuidadores (86%) son familiares de la persona que cuidan y alrededor de un tercio cuidan a su padre o su madre. La edad promedio de un cuidador es de 49. La mayoría de los cuidadores son mujeres (66%), pero los hombres también se desempeñan como cuidadores. Asimismo, es un mito que la mayoría de los ancianos se encuentran en hogares de ancianos en los EE. UU. Más bien la mayor parte del cuidado a largo plazo es proporcionada por los amigos y la familia en el hogar. Solo el 11% vive en un hogar de ancianos o un centro de cuidados para personas con necesidades especiales.

Es lamentable que, según los cálculos de los expertos, entre 1.3 y 1.4 millones de niños, de 8 a 18 años, cuiden de un familiar adulto. Tres cuartas partes de estos niños cuidan al padre, la madre o un abuelo. Sus responsabilidades pueden variar desde bañarse, vestirse, ayudar con la movilidad, la preparación de las comidas, la administración de medicamentos y la comunicación con el personal médico. Hacen todo esto y además van a la escuela y hacen sus tareas escolares.

Miembro de la familia o un cuidador privado: ¿qué debe tenerse en cuenta?

El cuidado de una persona enferma, anciana o discapacitada puede ser una experiencia gratificante. Sin embargo, dependiendo del nivel de cuidado que se necesite y otras demandas de tiempo del cuidador y su energía, también puede convertirse en una responsabilidad abrumadora. Cuando esto sucede, puede ser el momento de explorar otras opciones de cuidado de salud en el hogar, tales como la contratación de un cuidador privado. He aquí algunas preguntas que debe hacerse al pensar en la posibilidad de un cuidador privado:

  • ¿Cuánto tiempo se necesita para ayudar a cuidar a la persona en el hogar? ¿Es probable que esto aumente o disminuya con el tiempo?

  • ¿Qué nivel de preparación se necesita para proporcionar el mejor cuidado de las personas en el hogar?

  • ¿Los miembros de la familia y amigos pueden proporcionar los cuidados necesarios sin que nadie se sienta sobrecargado?

  • ¿Cómo se siente la persona enferma, anciana o discapacitada respecto de que un cuidador privado lo ayude con su cuidado? ¿Se siente cómodo/a con la idea de un cuidador privado? ¿Entiende la necesidad que tiene el cuidador de que alguien lo asista con el cuidado?

Si se toma la decisión de contratar a un cuidador privado, deseará explorar muchas opciones. Además, será importante reconocer e incluir las preferencias de la persona que recibirá los cuidados. Considere las siguientes preguntas en su búsqueda de una atención adecuada:

  • ¿Qué servicios se necesitarían del cuidador? (Trate de escribir una descripción del trabajo con relación precisa de lo que se esperaría de un cuidador)

  • ¿Es la persona empleada de una agencia u organización autorizada por el estado?

  • ¿Qué servicios específicos proporcionará el cuidador, y estos servicios coinciden con su descripción de trabajo?

  • ¿Pagará el plan Medicare del paciente por el servicio? Si no es así, decida exactamente cómo se pagará

  • ¿Cuáles son las calificaciones de las personas que prestan la atención?

  • ¿Estarán disponibles siempre las mismas personas, o será necesario adaptarse a diferentes cuidadores?

  • ¿Ofrece flexibilidad la agencia u organización, para que haya atención disponible, por ejemplo, los fines de semana, por las noches y en días festivos?

  • ¿Cómo asegura la agencia u organización que sus empleados tratan con respeto a los pacientes y sus familiares?

Un informe de la AARP reveló un aumento en la participación de los cuidadores "informales" para la atención de personas mayores con discapacidad y una disminución en el uso de los cuidadores remunerados "formales". Como resultado, existe una creciente preocupación por el bienestar del cuidador "informal". Existen cuestionarios de autoevaluación para la salud de los cuidadores que pueden usarse para ayudar a evaluar los riesgos para la salud y la conducta. El National Family Caregiver Support Program puede ofrecer ayuda y apoyo en áreas tales como servicios de tareas domésticas, educación y consejería.

La NAC y el HIP Health Plan of New York publicaron un folleto al respecto: Care for the Family Caregiver: A Place to Start.

Date Last Reviewed: 1/6/2014
© 2000-2016 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About Us| Disclaimer