Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Visión general de las complicaciones clínicas de la diabetes

¿Cuáles son las complicaciones clínicas asociadas con la diabetes?

Las complicaciones clínicas asociadas con la diabetes pueden incluir las siguientes:

  • Enfermedad cardiovascular. La enfermedad cardiovascular, en muchos casos, es causada por la aterosclerosis. Esta afección es una acumulación excesiva de placa en la pared interior de un vaso sanguíneo que restringe el flujo de sangre. Las cardiopatías (infarto de miocardio y accidente cerebrovascular) son de dos a cuatro veces más comunes en personas con diabetes. Además de glucosa elevada, los otros factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular que pueden mejorarse son fumar, la presión arterial alta, los problemas de los riñones asociados con la diabetes y el colesterol alto.

  • Hipertensión. La presión arterial alta afecta a dos de cada tres diabéticos. Aumenta en forma drástica el riesgo de complicaciones relacionadas con la diabetes. Por ejemplo, las cardiopatías (infarto de miocardio y accidente cerebrovascular), la insuficiencia renal y la ceguera.  

  • Enfermedad dental. La enfermedad periodontal (de las encías) aparece con más frecuencia en personas con diabetes.

  • Retinopatía o glaucoma (enfermedad del ojo o ceguera). La diabetes es la causa principal de casos nuevos de ceguera en adultos de entre 20 y 74 años. Además de glucosa elevada, los otros factores de riesgo para la ceguera provocada por diabetes que pueden mejorarse son fumar, la presión arterial alta y los problemas de los riñones asociados con la diabetes. Las personas que tienen diabetes corren un riesgo más alto de tener cataratas y de que estas aparezcan a una edad menor.

  • La enfermedad renal (enfermedad del riñón o del tracto urinario). La diabetes es la causa principal de la enfermedad renal en etapa terminal (ESRD, por sus siglas en inglés). Es una enfermedad por la cual el paciente necesita diálisis o bien un trasplante del riñón para poder vivir. Además de un nivel elevado de glucosa, los otros factores de riesgo para insuficiencia renal que pueden mejorarse son fumar, la presión arterial alta y el uso de ciertos medicamentos (como analgésicos). 

  • Neuropatía (enfermedad de los nervios). Aproximadamente la mitad de las personas con diabetes tienen alguna forma de daño en los nervios. Esto puede provocar un dolor incapacitante que requiera medicamentos. Las formas graves de problemas neurológicos asociados con la diabetes son la mayor causa de amputaciones de extremidades inferiores.

  • Amputación. Más del 60% de las amputaciones en Estados Unidos se presentan en personas que tienen diabetes. Además de un nivel elevado de glucosa, los otros factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular que pueden mejorarse son fumar, la presión arterial alta, los problemas de los riñones asociados con la diabetes, el colesterol alto y las heridas en los pies. 

  • Cetoacidosis diabética (DKA, por sus siglas en inglés). La DKA es una de las consecuencias más serias de la diabetes poco controlada. Aparece mayormente en personas que tienen diabetes tipo 1. La DKA se caracteriza por niveles elevados de glucosa en la sangre junto con cuerpos cetónicos en la orina y la sangre.

¿Cómo prevenir las complicaciones de la diabetes?

Las personas con diabetes deben estar pendientes de los síntomas que puedan provocar complicaciones clínicas. La mejor forma de hacer esto es la siguiente:

  • Hágase controles regulares. Detectar temprano los problemas es la mejor forma de evitar que las complicaciones se agraven.

  • Mantenga las citas con su proveedor de atención médica, aun cuando se sienta bien.

  • Esté atento para detectar los síntomas y las señales de alerta. Por ejemplo, problemas de visión (visión borrosa, con manchas), fatiga, palidez, obesidad (más de 20 libras o unos 10 kg sobre el peso normal), entumecimiento o sensaciones de hormigueo en las manos o en los pies, infecciones repetidas o recuperación lenta de las heridas, dolor de pecho, comezón vaginal o dolor de cabeza constante.

  • Vigile con cuidado usted mismo sus niveles de azúcar varias veces al día, como indique su proveedor de atención médica.

  • Controle su peso.

  • Lleve una dieta saludable y equilibrada.

  • Haga ejercicio regularmente.

  • Revise sus pies todos los días en busca que cortes menores o ampollas.

  • Deje de fumar.

  • Tome los medicamentos adecuados para controlar la presión arterial y el colesterol. Evitar ciertos calmantes que dañan sus riñones.

Date Last Reviewed: 12/7/2016
© 2000-2017 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About StayWell | StayWell Disclaimer